Si quieres secar tu ropa de forma más eficiente, te recomendamos usar una secadora. Puede ser de carga frontal o superior, puede usar tecnología de evacuación directa o por condensación y puede tener funciones adicionales como protección para sobre-secado o para planchado fácil. Algunas te permiten secar sin problemas textiles delicados e incluso peluches. También hay que tomar en cuenta la capacidad de carga.