¿Quieres inmortalizar la sonrisa de tu ser querido o la imágen de un paisaje bonito? La mejor opción sería una cámara compacta, con zoom óptico potente, facil de manevrar y configuraciones predefinidas. Si para ti la fotografía es más que una pasión, te recomendamos una cámara DSLR, con ajuste manual, que te permitirá un mayor control de las configuraciones y un resultado perfecto para guardar en un marco.